lunes, 21 de julio de 2008

RADICIS


Una historia...
Llevaba una vida de quilter más o menos al uso.Cursos,viajecitos con las colegas para ver exposiciones,mis buenos ratos en mi taller haciendo colchas...Había que organizarse pero era muy gratificante.Poco a poco la curiosidad y la intuicion me llevaban por caminos nuevos,dejando a un lado simetrías y estructuras tan conocidas.Muchas lagunas técnicas que había que superar con más cursos,que despertaban nuevos retos.Inseguridaes,tanteos,incluso miedos,pero ¡cuanta emoción!Y de modo natural salían a la superficie habilidad y valentía que transformaban no solo mi modo de coser,también hacían de mi una persona más segura,más alegre.Había hallado la piedra de toque.Se abrieron muchas puertas y quería franquearlas todas.Elegí una.Un concurso.Probarme.Envié un inscripción al Carrefour Europeo de Patchwork.¡Y me seleccionaron!Más aún,gané el gran premio.La verdad,me costó darme cuenta de la importancia de lo que había conseguido.Desde entonces (de esto hace tres años)me encanta presentarme a otros concursos,aunque naturalmente sigo con proyectos que nada tienen que ver con ninguno de ellos.Tengo otros premios de ámbito nacional que me han dado otras tantas alegrías.Pero la historia de mi primer premio no había terminado aún...Mi obra "Radicis"participaba junto con otras en diversas exposiciones europeas cuando fue robada en Italia.Ese fue un golpe,la verdad.De repente,ya no tengo algo que era muy valioso para mi, no se quien lo tiene,si lo cuidan o lo han tirado al río.Desde ese momento tengo bien claro que volveré a realizar esa obra,no se cuando,pero llegará el día.Porque lo que nadie puede quitarme es el camino recorrido,la capacidad de crear ni la voluntad de hacerlo.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Preciosa obra que tuve la suerte de ver en su taller, junto a muchas otras.

Anónimo dijo...

No sé cómo lo haces Marga, pero tus telas tienen algo especial.

cristina dijo...

Los que tenemos el placer de visitar este blog nos convertimos en admiradores de su obra artística. Los que, además, hemos tenido el honor de compartir compañía, la suya y la de su otra gran obra: su familia, sabemos que su manera de realizar sus telas no puede ser más que un reflejo de su alma: bella y especial.
Esperamos contar contigo para aprender almazuelas y mil cosas más.
El que robó la obra o el que la pudo encontrar tiene la obligación de devolverla. Sería un bonito reencuentro.

Núria Madurell dijo...

Hola Marga!!!
Me alegra muchísimo ver que al fin has caído...jejejejejej....
Muchas felicidades por este blog y por tus preciosas obras, que con excepción de radicis, he tenido la gran suerte de poder ver!!!!
Besazos!!

Anapatch dijo...

Ese es el riesgo que tenemos que correr cuando participamos en exposiciones. Ya veo que lo has puesto en www.lostquilt.com. Seguro que algún día aparece. Es una maravilla.

luysy dijo...

y.....? alguna noticia ???
besitos andaluces