lunes, 11 de abril de 2011




He estado toda la mañana esperando un rayito de sol para hacer estas fotos.No ha podido ser.

Pero esta media luz incluso le conviene a los colores de este cojin,tan matizados.

Es que sigo bajo la influencia de Yoko Saito.


Aplicado invertido a mano,es laborioso.

Copiar sin más no me divierte,asi que le he colocado un volantito.Una tarde entera sólo haciendo y colocando el remate.




6 comentarios:

Lali dijo...

Hola Marga, siempre me sorprendes con tu genialidad, son preciosos los cojines y esa combinación de telas es fantástica ojala tuviera esa forma da poder combinar , espero que con el tiempo pueda hacer algo parecido pues igual a tus trabajos lo veo imposible, un abrazo.

mamiblues (Fina) dijo...

Muy bonito, tus cambios son geniales.
Muchos besos.

Belén dijo...

Muy bonito el cojín, me encanta el volantito.
Una técnica que no he hecho, parece muy interesante.
Besos

Ángeles dijo...

!Myu bonito!

Angèle dijo...

Precioso

Yolanda dijo...

Hola te he encontrsdo volando entreblog,me ha hecho gracia el nombre de tu blog porque tiene historia.Yo cuando empe con el patch el comente a una enfermera en el hospi que estaba aprendiendo pach y ella me dijo que no sabia lo que era y yo le explique, e ella me contesto:ah..tanta historia para decirme que haces almanzuelas yo me quede igual que cuando yo le dije patchwort.He visitado tu blog y me ha gustado.un abrazo yolanda