miércoles, 16 de marzo de 2011







En Valencia,el final del invierno se festeja por todo lo alto.




Con flores y pólvora.




Pasando por el fuego todas las miserias del invierno y celebrando la vida nueva que llega con la primavera.




Es entonces cuando las valencianas se engalanan de seda bordada en mil colores.




Y que le voy a hacer si yo...me pierdo detrás de esas preciosas telas !




Y me quedo como boba delante de estas maravillas...ay!

domingo, 6 de marzo de 2011







Lo se,soy muy insistente.Repito y repito que me encantan las telas antiguas.



Estas son de colchón,y tienen un montón de años.



Respetando sus ojales hechos a mano,sus remiendos,sus cicatrices y zurcidos.



Estas telas con tanta vida hacen de una labor sencilla un edredoncito muy especial.



Lo hemos hecho a seis manos,y entre costuras nos dejamos un domingo de risas y chácharas.



Y las tres "artistas" ya tenemos las telas y las ideas para un próximo domingo entre hermanas.



Placeres sencillos.