viernes, 22 de junio de 2012

LA PARED

La pared se va llenando con los bolsos de este año.
Los terminados,
       los inacabados,
              los de diseño propio,
                    los de diseño japonés,
                           los prácticos,
                                los que simplemente son bonitos,
                                     los grandes,
                                         los enormes,
                                               los de lana,
                                                   los de telas antiguas y nuevas.
El último,este de boquilla metálica.Lino serigrafiado y una sencilla tela de florecitas.
Con un forro que te guste,al fin y al cabo eres tu quien lo va a ver miles de veces cuando lo abras.

Y sabeis cual uso yo?
Uno que compré hace seis años,ni bonito ni feo,pero tiene un espacio para cada cosa. Y puedo llegar a acumular tantas cosas...Con los ojos cerrados puedo encontrarlo todo dentro de ese bolso.Y estoy preocupada,porque ya está desvencijado y no consigo acostumbrarme a otro.

2 comentarios:

Ángela dijo...

Pues está claro, Marga, que tienes que diseñarte uno para ti.
Yo tengo pendiente hacerme una mochila, a ver si encuentro el tiempo.
Muy bonitos esos bolsos, me llama mucho el grandote.
Un beso.

Septiembre dijo...

Esa pared tuya es apetitosa, uno para cada momento.
Todos acumulamos cosas, hay que ir desprendiendose, si bien, cuesta.
Besos.